10 tips para “desplastificar” tu vida

botellas-de-plasticoReducir el plástico en la vida cotidiana es un reto. Vivir sin plástico es posible. Está al alcance de todos. Aquí algunos consejos para lograrlo.

El uso, o más bien abuso, del plástico se ha disparado en las últimas décadas y está produciendo importantes consecuencias negativas para el medio ambiente, la salud y la economía en todo el planeta.

El problema no es el plástico en sí, sino la forma derrochadora en que se utiliza y también que se presta poca atención a sus efectos sobre la salud a largo plazo.

Mire a su alrededor. Posiblemente vea muchos objetos de plástico que considera imprescindibles: el ordenador, el teléfono móvil o las tarjetas de crédito.

No es nada fácil, pero se puede conseguir reducir significativamente el uso de plástico doméstico, así como el uso de derivados del petróleo. Ahora bien, intentarlo supone algo de esfuerzo, de tiempo y algunas incomodidades. Es un ejercicio de autocontrol ambiental que seguramente tiene muchisima utilidad educativa y sensibilizadora y, además, permite tomar conciencia de nuestra dependencia del crudo.

1. Dejar de comprar jugos, gaseosas y otras bebidas que vengan en botellas de plástico

Aunque es más engorroso comprar botellas retornables es mejor que comprar botellas de plástico, incluso hay algunas empresas que ofrecen sus contenidos en botellas de vidrio. Por eso siempre es mejor irse por esa opción de ser posible. Sin embargo, el mejor consejo es tomar jugos de fruta natural cuya pulpa no viene embotellada.

2. ¡No más chicle!

Mascar chicle es básicamente como mascar plástico. Desde la Segunda guerra mundial los investigadores dedicados a analizar la comida han dejado de usar goma natural en el chicle y la han reemplazado por goma sintética conocida como polietileno y acetato de polivinilo. Estas sustancias son consideradas tóxicas y se sabe que han producido tumores cancerígenos en ratas de laboratorio. Sin embargo, por presión de la industria no han sido prohibidas. A esto se suma que el chicle no es biodegradable por lo que genera daños en el medioambiente cuando es arrojado a la basura.

3. Use vidrio o metal en su nevera

A la hora de guardar cosas en su nevera no necesita hacerlo en recipientes de plástico. Los recipientes de vidrio funcionan igual si se llena tan solo dos tercios de su capacidad. Las jarras son buenas para guardar alimentos como salsa y leche. Para lograr que estos alimentos se mantengan bien en estos recipientes hay que seguir este consejo: al sacarlos de la nevera hay que dejar que se descongelen lentamente. El acero inoxidable también es una buena opción para cambiar los recipientes de plástico.

4. Dígale no a los pitillos

Los pitillos generan mucha contaminación al ambiente. Las cifras muestran que más de 500 millones de pitillos son botados cada día solo en Estados Unidos. Esta cantidad podría llenar más de 127 buses escolares. Si siente que no puede vivir sin pitillos compre los que se pueden reutilizar como pitillos de vidrio o acero inoxidable.

5. Coma helado en cono y no en vaso

Evite comer helado en vasos hechos de poliestireno. Así mismo, evite usar cucharas plásticas. Siguiendo este camino, compre moldes y palitos para hacer paletas de acero inoxidable en vez de plástico.

6. Haga su propio yogurt.

Hacer yogurt es bastante fácil. Puede comprar una máquina para hacerlo o mezclar un cuarto de leche de cualquier tipo, una cucharada de azúcar, una pizca de sal y dos cucharadas de probióticos. Esto es mucho mejor que comprar el yogurt en el supermercado.

7. Tenga un contenedor de abono

Al volver abono todos los residuos orgánicos usted logrará reducir considerablemente la cantidad de basura que saca cada semana. Al separar efectivamente esta basura orgánica de la basura regular la segunda estará más seca. Esto limita la necesidad de bolsas de plástico pesadas. También tendrá suelo rico para cultivar o abonar sus matas.

8. Use jabón de barra en vez de jabón líquido

El jabón de barra es barato, muchas veces lo puede conseguir sin empaque y es tan efectivo como el jabón líquido. Todo esto hace que sea la opción perfecta para reducir su uso de plástico.

9. Compre papel higiénico que no esté envuelto en plástico

En las tiendas que venden artículos para oficina usted puede conseguir papel higiénico que no viene empacado en plástico, sino en cajas de cartón.

10. No uses productos antiadherentes

Aunque es un hábito difícil de quitar, los artículos antiadherentes liberan químicos que son tóxicos para la salud. En vez de usar teflón y otros elementos antiadherentes, use objetos hechos de hierro fundido, acero inoxidable o cobre.

MilenkaChile
Portal de noticias acerca de sexualidad, ecología, reciclaje,y datos de interés, entregados desde la mirada y amor de mujer.
http://www.milenka.cl

Comenta con Facebook

Deja un comentario